Últimamente hemos oído hablar de algunos casos en los que varias personas han tenido problemas con los suelos de su salón después de instalar sus estufas. Es algo que nos ha sorprendido bastante, porque jamás hemos tenido un problema de este tipo, pero viendo que hay gente a la que le pasa, creemos conveniente hablar de ello.

El problema en cuestión siempre suele ser el mismo, se coloca una estufa de leña sobre un suelo vinílico y este acaba combando por culpa del calor. También puede haber casos en el que el suelo sea de tarima y se acabe estropeando alrededor de la estufa por culpa del calor.

¿Por qué pasa este problema con las estufas y no con las chimeneas? Muy sencillo, las chimeneas generalmente las instala un profesional que tienen en cuenta todas las necesidades de la instancia y previene cualquier problema. Sin embargo, muchas estufas se compran en grandes superficies comerciales y las instala el propio usuario o algún profesional de la construcción que no está especializado en este tipo de productos.

El problema suele darse con las estufas de leña fabricadas en hierro fundido, ya que el calor del fuego pasa al resto de la chimenea y, por irradiación, a cualquier elemento con el que está en contacto. Esto no es un problema de la estufa; simplemente hay que conocer las propiedades de lo que se instala y como afecta a su entorno.

Otras estufas, tanto de leña como de pellets, transmiten el calor de otra manera. La zona de combustión es más estanca y el calor se concentra para luego distribuirlo a través de motores que expulsan el aire caliente. En estos casos, el calor no se concentra tanto en un solo punto, por lo que no dañan los suelos.

Cuando se instala una estufa sobre suelos de materiales poco resistentes al calor, se suele colocar una plancha metálica (cobre, acero, hierro), una plancha de piedra, un vidrio templado u otro tipo de material aislante. De esta manera se protege el suelo tanto del calor, como de posibles chispas en el momento de abrir la puerta.

En cualquier caso, conviene conocer las propiedades del suelo de tu estancia, antes de instalar una estufa de leña. La mejor manera de evitar problemas es acudir a un profesional.

Posibles problemas entre suelos y estufas