Hoy en día es muy sencillo encontrar barbacoas de bajo coste en gran cantidad de cadenas comerciales, ya sean especializadas en mobiliario y jardín o no. Este tipo de barbacoa barata puede parecer una buena opción, sin embargo, resultan muy endebles y, a nada que haces un par de barbacoas, acaban deteriorándose.

Este tipo de barbacoa metálica, de bajo coste, puede servir para hacer alguna parrillada ocasional y, por supuesto, para pocas personas. Pero sus capacidades son pequeñas, sin tiro adecuado y tremendamente endebles.

Una barbacoa de obra supone generar un nuevo espacio en tu jardín, alrededor del cual reunirse en torno a la comida, tan importante en nuestra cultura.

Barbacoas de obra

Las ventajas de una barbacoa de obra frente a una portátil son evidentes:

  • Mayor capacidad: El espacio para cocinar de las barbacoas portátiles suelen ser muy pequeñas. Las barbacoas de obra cuentan con mayor espacio para cocinar.
  • Tiro adecuado: El tiro es el camino que sigue el aire dentro de la barbacoa. Incide directamente en la cantidad de calor que se genera en la zona donde se cocinan los alimentos y afecta a la salida de humos. Un tiro adecuado proporcionará una buena ventilación en la zona del carbón y expulsará el humo por la chimenea, de manera adecuada.
  • Ladrillos refractarios: Lo importante en una barbacoa es que se concentre el calor en la zona adecuada y no se expanda a donde no debe. Los ladrillos refractarios hacen que el calor se concentre en la zona donde se cocina la comida sin que este se propague por el exterior.
  • Mayor solidez: Las barbacoas portátiles son endebles y, poco a poco, acaban rompiendo sus piezas y volviéndose inestables. Una barbacoa de obra te permite cocinar con total seguridad y estabilidad.

A parte de estas ventajas comunes a toda barbacoa de obra, se le pueden añadir otra serie de ventajas que facilitan su uso:

  • Parrilla regulable: Se puede añadir un mecanismo a la parrilla que permita regular su altura para, así, acercarla o alejarla de las brasas en función de la necesidad. De esta manera, puedes ajustar el calor que llega a la comida con una simple manivela.
  • Leñero: Se puede aprovechar la base de la barbacoa para crear un espacio en el que guardar la leña sin que se moje.
  • Repisas: Algo muy necesario a la hora de hacer una barbacoa y que siempre echamos de menos en las portátiles, son los lugares donde apoyar la comida. En una barbacoa de obra podemos crear una repisa del tamaño que necesitemos.

En Chimeneas Cide diseñamos y construimos barbacoas de obra en función de las necesidades de cada usuario y del espacio del que dispongan. Llámanos al 981 63 41 03 y pide presupuesto sin compromiso.

Las ventajas de una barbacoa de obra