¿Alguna vez has querido tener un lugar donde disfrutar de un buen fuego en casa pero no tienes lugar para hacer una instalación? ¿Te has planteado el fuego como algo decorativo y que de ambiente a tu casa y no como simple calefacción? Lo que necesitas es un sistema de bioetanol.

El bioetanol  es un producto químico que se obtiene a partir de la fermentación de plantas ricas en azúcares. Se trata de un combustible ecológico, nada agresivo con el medioambiente y cuya combustión apenas emite CO, con lo cual no emite gases tóxicos para el ser humano cuando quema.

El bioetanol se comercializa en botellas o garrafas, ya que se presenta en estado líquido y simplemente tendremos que verterlo en los depósitos de los aparatos que utilizan este sistema para poder disfrutar de un fuego. Así de fácil, sin necesidad de ningún tipo de instalación, llenamos el depósito, encendemos y listo.

Garrafa de bioetanol

Debido a la sencillez de su mecanismo, los sistemas de bioetanol son los que más variedad presentan en su diseño y en su tamaño, de tal forma que podemos encontrar desde pequeños silos portátiles a quemadores adaptados a chimeneas que sustituyen a un fuego de leña tradicional.

De esta manera encontramos pequeños recipientes de bioetanol , portátiles o no, cuya función es sobretodo decorativa, dando ambiente a la estancia en la que nos encontremos.

Quemador portatil de bioetanol

Como dijimos, estos sistemas de bioetanol también pueden sustituir a las chimeneas tradicionales, proporcionando fuegos grandes, con varios quemadores, capaces de calentar una estancia, aunque no tienen tanto poder calorífico como la leña.
Igual que pasa con los sistemas de gas, el bioetanol nos permite crear un ambiente a nuestro gusto, ya sea simulando leña tradicional o buscando estéticas más modernas como el fuego sobre piedras blancas.

Chimenea de bioetanol imitando fuego de leña tradicional

Algunas marcas fabrican quemadores con interiores cerámicos, con el fin de mejorar el rendimiento(podría llegar a un consumo aproximado de o,25l /h) lo que lo convierte en una fuente económica de calor y a su vez mejorar la seguridad, ya que la piedra de su interior absorbe todo el bioetanol introducido en el momento del llenado, haciendo imposible su derramamiento. Además los quemadores de seguridad impiden la acumulación de gases para evitar la posibilidad de que se produzca alguna deflagración.

Para aumentar la seguridad en el caso de que haya niños o mascotas también existen modelos cerrados con puertas de cristal que impiden el acceso a las llamas dejando las entradas necesarias de entrada de oxígeno para la combustión y las salidas de calor.

Quemador de bioetanol con cristal de seguridad en el frente

La potencia calorífica de los quemadores oscila de 1kw a 3kw pudiendo aumentar el poder calorífico en una misma estancia con la instalación de un mayor número de quemadores, siempre teniendo la precaución de dejar prevista la ventilación adecuada. La autonomía de estos sistemas dependerá del tamaño del depósito, pudiendo llegar hasta las 6 horas.

Los sistemas de bioetanol son ideales para dar ambiente a exteriores y terrazas, donde nos permiten disfrutar de un pequeño fuego sin gases, olores ni necesidad de ningún tipo de instalación.

Quemador de bioetanol en terraza

En definitiva, el bioetanol es un sistema ideal para crear ambiente en cualquier parte de la casa (o el negocio), ya que al no necesitar instalación tenemos total libertad para situarlo donde queramos y adaptarlo a cualquier tamaño y espacio.

Chimenea de bioetanol diseñada a medida por Chimeneas Cide

Un fuego donde tu quieras: El bioetanol
Etiquetado en:        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *