Materiales para el acabado de una chimenea.

Antiguamente no existía mucha variedad de materiales para el acabado de una chimenea, con la llegada de los nuevos métodos y las nuevas materias primas surgieron distintos revestimientos  y formas con los que acabarlas o decorarlas. A día de hoy, tendencias tradicionales y modernas conviven, se utilizan unas u otras según más convenga al espacio, incluso mezclando los materiales nuevos con los clásicos.

Quizá el material más utilizado en la construcción de las chimeneas ha sido siempre el ladrillo refractario, debido a la gran capacidad que tiene para aguantar altas temperaturas sin ablandarse ni descomponerse , su baja conductividad térmica y a que su coste no es excesivamente alto.

Otro material tradicionalmente muy utilizado es la piedra. Ya fuera la piedra de cantería en sus distintos acabados (abujardada,  apiconada, aserrada etc…) o mampostería cachote, taco, lajas de pizarra  etc…) o piedras ornamentales normalmente talladas, como el mármol o el onix, en las casas de los más adinerados.

Atendiendo a esto, podríamos hacer dos clasificaciones en cuanto a los acabados de chimeneas tradicionales:

Por un lado están los acabados rústicos, en casas más sencillas, que utilizan la piedra y el ladrillo refractario.

Chimenea de ladrillo refractario y piedra

Y por el otro están los acabados de chimeneas que podríamos llamar de estilo clásico estilo Luis XV, estilo victoriano…) que utilizan materiales nobles como el  mármol, travertino, mármol envejecido  etc.

Chimenea de marmol estilo Carlos IV

También se ha utilizado desde siempre, la madera para remate de  las chimeneas, aunque suelen llevar algún otro material a ser posible con poca conductividad que la separe del fuego, para que no incida directamente en ella.

En los tiempos actuales, se han empezado a utilizar materiales más modernos, con los que antes era impensable realizar el acabado de una chimenea. Entre estos están:

-El acero: Es un material que se encuentra cada vez más presente en las casas actuales, incluidas las chimeneas. El acero se puede presentar de muchas maneras para conseguir efectos distintos: acero inoxidable(acabado mate, espejo etc..),acero corten oxidado (el acero corten tiene una oxidación que actúa de capa protectora frente a la corrosión atmosférica evitando que el material pierda sus características mecánicas ), acero pintado o lacado en diferentes colores utilizando pinturas de alta resistencia al calor, con efectos de otros metales como latón, cobre, etc.

-Otros metales: Casi cualquier metal es susceptible de emplearse en el acabado de una chimenea en función del efecto que queramos conseguir. Entre otros nos podemos encontrar el bronce, el latón, el hierro, etc.

Chimenea de hierro envejecido

-El pladur: Otro material cada vez más presente en nuestra vida. La variante “ Foc” Está utilizándose mucho en chimeneas porque además de responder bien  al calor  permite hacer diseños de la forma que se quiera y se puede pintar y decorar al gusto de uno.

Chimenea de pladur pintado

-Otros materiales utilizados  serían,  hormigón , piedra sintética( con muchas posibilidades de colores), vidrio, vinilos , mármoles y granitos , papeles…

Hoy en día se usan todos estos materiales, en función del aspecto que se quiera dar a la chimenea, llegando a combinarse unos con otros sin que nada nos limite más que nuestra propia originalidad.

Chimenea que combina varios materiales

 

 

Materiales para las chimeneas
Etiquetado en:        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *