Pensados, por su tamaño compacto, principalmente para instalar en una chimenea ya existente, también se pueden instalar en obra nueva según las necesidades.

Garantizan el tiro y evitan la salida de humos, aprovechando al máximo el calor generado para calentar el aire de la habitación, con la posibilidad de poner salidas de calor a otras estancias.

En fundición o acero, con acabado rústico o moderno, con distintas potencias, ventiladores o no… en cada caso adaptamos la mejor solución posible.