El mundo de los sistemas de calefacción por gas ha evolucionado enormemente desde aquellas viejas estufas de butano que calentaban muchísimo y con las que tenías que tener cuidado de que no se apagaran y se les escapara el gas.

Hoy en día las chimeneas de gas aportan medidas de seguridad, control de consumo y, ante todo, diseño, ya que son los sistemas de calefacción que más posibilidades de personalización ofrecen. Pueden funcionar con propano, butano o gas natural, en función de lo que más nos convenga, existiendo dos tipos: Las atmosféricas y las estancas.
Las atmosféricas son aquellas que cogen el oxígeno necesario para la combustión de la estancia en la que se encuentran, expulsando los gases al exterior por una salida convencional, similar a la que necesitaría una estufa de leña. Este tipo de chimeneas ofrece grandes  posibilidades de personalización , ya que se pueden adaptar los quemadores al tamaño y posición deseados. Además, no hay por qué situarlas contra una pared, pudiendo ser colocadas en cualquier parte de la estancia.

Cesto de gas atmosférico abierto

Estas chimeneas atmosféricas pueden ser de dos tipos:
Abiertas: Mediante quemadores instalados en hogares abiertos tradicionales, bien empotrados en la propia base del hogar o bien mediante cestos decorativos en efecto leña o carbón.
Cerradas: Mediante casetes (similares a los de leña) o hogares panorámicos cerrados.

Casete de gas atmosférico cerrado

Por su parte, en las chimeneas de gas estancas, la combustión se produce dentro de un receptáculo aislado, de tal forma que no afecta para nada al oxígeno de la habitación en que se encuentra, al tomarlo del exterior a través de un sistema de ventilación paralelo a la extracción de humos. Este sistema es el más seguro, ya que en ningún momento afecta al aire de la estancia donde se sitúa la chimenea. En la actualidad son las más demandadas, ya que son las que mayores posibilidades ofrecen para su instalación y las que tienen un mayor rendimiento.

Chimenea de gas estanca

Tanto las chimeneas de gas abiertas como las estancas vienen con sistemas de seguridad que cierran automáticamente la salida del gas en caso de algún fallo en la combustión. Aun así deben de ser siempre colocadas por un instalador autorizado que cumpla todas las medidas de seguridad estipuladas.

Como hemos dicho antes,  la gran ventaja de este tipo de chimeneas está en la gran variedad de alternativas que ofrece para su diseño, permitiéndonos desde imitar un fuego tradicional con troncos cerámicos de gran realismo y chips de carbón efecto brasa, a buscar otras líneas de fuego más moderno, que surja a través de piedras blancas, volcánicas, etc.

Chimenea de gas simulando fuego tradicional

Además de la gran variedad de diseños, nos ofrecen grandes ventajas orientadas al confort, ya que son chimeneas programables para que se enciendan o apaguen cuando nosotros queramos, permiten regular la potencia de la llama, traen la posibilidad de mando a distancia …  Asimismo, como el gas no deja residuos tras su combustión, no necesitan limpieza de ningún tipo.

Chimenea de gas moderna simulando fuego sobre piedras blancas

En definitiva, las chimeneas de gas son un sistema muy a tener en cuenta a la hora de crear ambientes concretos en una instancia, ya sea en el hogar o en negocios como restaurantes o cafeterías.

Fuegos a medida: Las chimeneas de gas
Etiquetado en:        

2 thoughts on “Fuegos a medida: Las chimeneas de gas

  • junio 13, 2016 a las 12:40 am
    Enlace permanente

    Hola. Quiero saber cual es el costo de una chimenea de gas estanca como la de la publicación.
    Gracias.

    Responder
    • julio 5, 2016 a las 11:22 am
      Enlace permanente

      Buenos días Gabriel.
      Esta chimenea de gas en concreto es el modelo Fairo Ecoline de 3 caras de la marca Kal-Fire ,y lo hay desde 3975€ más IVA. Si quisieras información de otros fabricantes podríamos mandártela por email.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *