Las chimeneas metálicas están pensadas para instalar sin necesidad de revestimiento alguno. Pueden ser de rincón, de esquina, frontales o centrales, con distintos tamaños y en algunos casos acabadas en color, siendo una opción muy funcional y versátil.