La aerotermia es un método de calefacción limpio. De la energía consumida para la generación de calor, sólo toma un 30% de la red eléctrica, proviniendo el restante 70% del aire sin coste alguno.

Así, basándose en las leyes de la termodinámica, la aerotermia consigue extraer calor del aire incluso a temperaturas inferiores a cero, y con los sistemas “inverter” puede utilizarse también como aire acondicionado en las temporadas de calor.

Sin duda alguna, para viviendas unifamiliares, tanto si es obra nueva como reforma, la aerotermia es una opción más que interesante, existiendo además bombas de calor híbridas especialmente diseñadas para combinar con otras calderas.

En obra nueva la combinación de la aerotermia con suelo radiante y con una buena chimenea de leña es posiblemente una de las opciones más confortables, económicas y agradables.